Anarquismo Guerra civil Española

In memoriam, 84 aniversario de la muerte de Benet Pasanau Blanch [Antonio Gascón Ricao]

Mucha gente de Barcelona desconoce que la actual calle de Rogent, en el barrio del Clot, ha tenido a lo largo del tiempo tres nombres diferentes, el más antiguo fue Bogatell, haciendo referencia a la antigua acequia que había pasado por aquel mismo lugar, nombre que se mantuvo hasta junio de 1916, año en que pasó a denominarse Rogent.

Benet Pasanau Blanch

Pasaron los años y en julio de 1923 apareció por el barrio un joven llamado Benet Pasanau Blanch, hijo de Agustín y Francisca, nacido en Barcelona el 30 de agosto de 1900, según consta en la ficha de personal de la fábrica de cervezas Damm, donde entró a trabajar aquel mismo año como carretero.

En fecha desconocida pasó a convivir con su compañera en la calle Besalú, 40, 2n 1a., sita en el barrio de El Camp de l’Arpa del Clot. A nivel laboral Pasanau no tardaría en alcanzar una cierta notoriedad al ejercer de delegado del sindicato de la CNT. Prueba de ello es que en su ficha personal, que todavía se conserva en el archivo de la Damm, figura que Pasanau fue dado de baja de dicha empresa el 9 de mayo de 1933, y el motivo pasó por “no presentarse al trabajo, al secundar la huelga”.

Ficha personal de Benet Pasanau de la fábrica Damm

El 26 de aquel mismo mes de mayo, la empresa Damm, por mediación de uno de sus gerentes, hizo pública en la prensa que era falso el manifiesto del Sindicato del Ramo de la Alimentación, según el cual la fábrica de cerveza «Damm», “había despedido a ochenta obreros, casi todos castellanos”. Negando también que hubiera habido despidos.

Lo que había ocurrido, según la versión de la empresa, había sido que el día 9 de mayo, y con motivo de la huelga general, no acudieron al trabajo 72 obreros; de ellos 31 catalanes y otros tantos 31 castellanos. Y que la empresa en virtud de una orden gubernativa dada aquel mismo día a la que la «S. A. Damm», como es natural, acató, dichos obreros huelguistas habían sido “sustituidos”.

La prueba estaba en que hasta el 20 de mayo habían ingresado en la fábrica 111 obreros, de ellos 53 catalanes y 58 de otras regiones. Redundando en lo mismo, reafirmaba el gerente que antes del 9 de mayo trabajaban en la fábrica 302 obreros, de los cuales 133 eran catalanes y el resto de otras regiones. O que desde el 20 de mayo estaban trabajando en la fábrica 351 obreros, siendo 155 catalanes y los demás del resto de España. Cifras que según él desmentían, pues, la supuesta eliminación de obreros castellanos.

De todo ello se desprende, al no existir otra nueva ficha, que se desconoce si Pasanau finalmente fue readmitido o no concluida la huelga.

Cuestión diferente es la leyenda que circuló en su día, según la cual, al iniciarse la guerra civil española, en julio de 1936, Pasanau emplazó en la parte alta del edificio de la Damm una ametralladora, con la intención de frenar el avance de los militares sublevados. Lo único cierto fue que aquel mismo mes Pasanau, dejando atrás a su compañera y a su hijo, se enroló como voluntario en la columna Durruti, marchando con ella al frente de Aragón el 24 de julio de 1936.

Fábrica Damm en Barcelona (1936)

A los pocos días y durante los combates que tuvieron lugar durante la reconquista de Caspe (Zaragoza), Pasanau resultó gravemente herido en algún momento del asalto. Malherido fue conducido a segunda línea, y poco después a Barcelona, donde fue ingresado en la clínica de la Alianza, donde al final moriría el 6 de agosto de 1936.

Previo a realizarse el entierro el día 8, su cuerpo fue expuesto en la fábrica Damm, su fábrica, desde la cual partió en medio de una gran manifestación de duelo, camino del cementerio de San Andrés, donde finalmente fue inhumado. De las dos ceremonias, la del traslado a la Damm y el consiguiente entierro, todavía se conservan dos viejas fotografías. El día de su entierro sus compañeros de la Damm, le dedicaron un emotivo suelto en el diario Solidaridad Obrera titulado “A los amigos, a los camaradas y compañeros de Benito Pasanau

Ejemplar de Solidaridad Obrera con el suelto relativo a la muerte de Benet Pasanau: haz clic aquí para su descarga.

El 25 de septiembre de 1937, el ayuntamiento de Barcelona tomó la decisión de renombrar muchas calles de la ciudad. Así, en el barrio del Clot, la Avenida de la Meridiana, pasó a llamarse la Gran Vía de la URSS; la antigua plaza del canónigo Rodó, pasó a ser la plaza de los Mártires de Chicago; y la calle Rogent fue rebautizada como calle de Benet Pasanau, rótulo que se mantendrá inamovible hasta el final de la guerra en abril de 1939, momento en que se cambió de nuevo por el de Rogent.

Entierro de Benet Pasanau en el cementerio de Sant Andreu (Barcelona).

Ahora en el 84 aniversario de su muerte, la calle Rogent continúa sin recobrar el nombre de su heroico vecino, el malogrado Benet Pasanau.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: