Anarquismo Biografías Historia de España Historia de la mujer II República Española

Balbina Pi i Sanllehy: anarcosindicalista, feminista y luchadora incansable

Sant Boi de Llobregat, 20 de septiembre de 1896 – Perpinyà, 24 de julio de 1973 (1)

balbinapi1
Balbina Pi i Sanllehy

Su padre, Ferran Pi, era cochero y tartana y su madre Teresa Sanllehy hacía bolillos; ambos eran de Sant Boi. El matrimonio tuvo tres chicas, Carmen, Magdalena y Balbina y un chico, Ferran, que murió joven al caer de una higuera. Las tres hermanas, al morir sus padres, se trasladaron a Sabadell en busca de trabajo hacia el año 1917, en un momento de expansión del textil en la ciudad. Balbina entró a trabajar como hilandera en la fábrica Seydoux donde aprendió a leer y escribir, ayudada por una miembro de esta familia francesa. En Sabadell conoció el que sería su marido, Gonçal Soler Bernabeu, natural de Alcoi . El matrimonio se instaló en la calle Bodegas y tuvo tres hijas, Teresa, Llibertat y Assutzena. Una de sus hijas, Teresa Soler Pi, fue la cantautora catalana llamada Teresa Rebull, que militó en el Bloc Obrer i Camperol (BOC) y al Partido Obrero de Unificación Marxista (POUM) -estuvo a la checa de Via Laietana ocho días debido a las jornadas de mayo de 1937-.

En 1917 Balbina se afilió al Sindicato Fabril y Textil de la CNT y ese mismo año fue nombrada delegada de la  Federación Local de Sindicatos (FLS)  en la fábrica Seydoux realizaba mítines reclamando mejoras laborales ante sus compañeras, su primer gran mitin lo realizó junto al cenetista Ángel Pestaña con quien mantendría una larga amistad, pese a las diferencias ideológicas posteriores (Pestaña creó el Partido Sindicalista i Sanllehy se alinearia con los postulados insurreccionalistas de la FAI). Fue una reconocida oradora y junto con sus compañeras Dolores Ferrer y las hermanas Encarnació y Roser Dulcet protagonizaron varias giras por el Vallès, Baix Llobregat y el Berguedà con el objetivo de que las mujeres se implicaran en el sindicalismo revolucionario (2) .

La huelga de las subsistencias

En enero de 1918 se produjeron una serie de protestas contra la subida del precio de los productos básicos, Balbina era una de las mujeres que organizó las protestas. El 13 de enero una manifestación de mujeres apedreó algunos establecimientos de comestibles en protesta por los precios abusivos. El Ayuntamiento intentó establecer una mesa reguladora de los precios, pero este intento fracasó. Del 23 al 28 de enero se llevó a cabo una Huelga General que se inició con un mitin en el Teatro Cervantes, organizado por la Federación Obrera de Sabadell (FOS) adherida a la CNT, las sindicalistas Roser Dulcet y Libertad Roldán pidieron la dimisión del jefe de policía de Barcelona, Bravo Portillo, y de Andreu Lladó, funcionario del mercado de Sabadell. Asimismo, también se reivindicó la supresión del impuesto sobre el inquilinidad, la rebaja de los alquileres y la construcción de viviendas económicamente accesibles para los trabajadores. Balbina Pi y Emilia Claramunt, prima de  Teresa Claramunt,  formaron parte de la dirección de este movimiento (3).

Después del mitin una manifestación de mujeres obligó a cerrar los puestos de los pocos vendedores del mercado que abrieron, posteriormente se dirigieron a los comercios y les obligaron a rebajar los precios. Al día siguiente, 24 de enero, se concentró una multitudinaria manifestación de mujeres en la Rambla, entre las calles Riego y Lacy y en la calle San Pedro. La caballería de la Guardia Civil las dispersó, pero por la tarde se organizó otra manifestación femenina en la plaza de la Libertad.

Al día siguiente, Claramunt y Pi convocaron un mitin en la Plaza Vallès que fue prohibido y instaron a los concentrados a dirigirse al Ayuntamiento. La marcha pero, fue disuelta en las calles Santiago y Sant Quirze por la Guardia Civil. Finalmente las mujeres lograron reunirse en la plaza Sant Roc, entonces denominada de Pi y Margall, donde pidieron al alcalde que les concediera el permiso de reunión. Este se negó aduciendo que al haberse declarado el estado de guerra, no tenía atribuciones para conceder permisos. Al día siguiente 26 de enero llegó a la ciudad una compañía de cazadores de Reus del ejército, procedente de Manresa, y clausuró los locales de la FOS, la Obrera, la  Cooperativa Sabadellenca  y la Fraternidad Republicana Radical.

Sindicalista y oradora incansable

Durante los años del pistolerismo acercó al republicanismo federal, formando parte de Mujeres Republicanas del CRF , allá se hizo amiga de la primera mujer concejala por el Círcol Republicà Federal (CRF), Fidela Renom . Participó activamente en la campaña para la liberación de los sindicalistas y de sus abogados Antoni Soler, Daniel Rebull, Ramon Requesens, Salvador Seguí y Lluís Companys detenidos y deportados al presidio de la Mola, en Maó. El mismo día que estos eran trasladados a Menorca, fue asesinado el abogado y diputado republicano por Sabadell, Francesc Layret (4)

En 1923 asistió en el Pleno Regional de Catalunya de la CNT, celebrado en Lleida. El mismo año participó en las campañas por la libertad de los deportados por las huelgas del Alt Llobregat y Cartagena. Balbina Pi escribía regularmente en la revista anarquista ” Nuestra Voz”  y el diario de la CNT,Solidaridad Obrera”, con los seudónimos de “Margot” y “Libertad Caída” . Un discurso que pronunció en el cine del Monte del Clot fue reproducido en el periódico cenetista. La policía lo denunció y Ángel Pestaña, en ese momento director de “Solidaridad Obrera”, a fin de proteger a Balbina declaró haber sido el autor, siendo condenado a seis meses de prisión. Balbina a través de Mujeres Republicanas del CRF dirigió una campaña para la liberación de los detenidos.

Debido a su actividad política, Balbina hubo de cambiar de hogar varias veces. En 1922 regresó a la localidad donde nació, Sant Boi, allí nace su hija Llibertat, en 1924 se trasladó a Alcoi, donde nació su hija Assutzena, y posteriormente en el barrio de la Bordeta de Barcelona y nuevamente en Sant Boi y Barcelona, en la calle Diputación; finalmente en 1930 regresó a Sabadell.

II República, Guerra Civil y exilio

Durante la II República se posicionó a favor de las tesis insurreccionalistas, defendidas en ese momento por la Federación Anarquista Ibérica (FAI), en cambio su marido Gonçal Soler se decantó por los sindicatos de oposición, que en Sabadell eran mayoritarios dentro de la Federación Local de Sindicatos (FLS), además Gonçal Soler dirigió el semanario Vertical , órgano de la FLS que profería duros ataques contra la FAI. Las diferencias políticas terminaron alejando el matrimonio y provocando la separación, Gonçal Soler acabó afiliándose al PSUC y la FLS se adhirió a la UGT.

Según el dirigente anarcosindicalista Juan García Oliver en su obra autobiográfica “El Eco de los pasos”, Balbina fue quien bordó las primeras banderas rojas-y-negras de la CNT-FAI (5). Por discrepancias con algunos sectores anarquistas, en 1936 formó un grupo femenino propio y anticlerical “La Agrupación Feminista Anticlerical”, con el que organizó varios actos de propaganda (4).

En 1939, al perder la guerra, pasó a la clandestinidad y se exilió en Toulouse y París. Aparte de su labor como militante anarcosindicalista, Balbina también había actuado como actriz en varias obras teatrales, en el exilio pudo reanudar su labor teatral a través de los grupos de la Solidaridad Internacional Antifascista (SIA) y los Comités de represaliados. En 1970, deteriorada de salud, dejó el activismo y fue a vivir en Banyuls de la Merenda, donde pasó los últimos tiempos de su vida cerca de su hija, la cantautora Teresa Rebull. Murió de un infarto el 24 de julio de 1973 en el hospital de Perpinyà.

Pi Sanllehy, Balbina. Periodico Rojo y Negro nº 269, junio 2013.


(1) Ateneu Estel Negre. Anarcoefemèrides del 24 de juliol. ‘Defuncions‘.

(2) Diccionari biogràfic de dones. ‘Balbina Pi i Sanllehy

(3) Castells, Andreu. Sabadell, Informe de l’oposició. O tot o res 1904-1918. Edicions Riutort, Sabadell, 1978.

(4) Informe de l’oposició. Del terror a la Segona República 1919-1936, Edicions Riutort, Sabadell, 1980.

(5) Garcia Oliver, Juan. El eco de los pasos. Ibérica de Ediciones y Publicaciones, Barcelona, 1978.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: