La manipulación histórica desde el poder


Hoy os voy a poner como ejemplo unos capítulos de Dragui, para mostraros la manipulación de la historia por parte del poder. Dragui, eran unos dibujos animados de TV3 en pleno régimen pujolista. La serie trataba hechos de la Historia de Catalunya, conmemorando los 1000 años de historia política de Cataluña (según ellos claro, porque no se puede considerar a los condados catalanes como una entidad política conjunta). De pequeño era un fan de esta serie, como tantos otros niños catalanes, pobre de mí no sabía como me estaban sutilmente explicando la historia de Caralunya de una determinada manera… Aunque tengo en casa los cómics del Dragui, hace “gracia” ver cómo estaban de manipulados los hechos históricos, desde una óptica nacionalista convergente.

Vamos a analizar varios capítulos:


Oliba, padre de la patria:
http://www.edu3.cat/Edu3tv/Fitxa?p_id=22977

Creer que un abad, del 971 fue el fundador de la patria tiene tela. Creer que había una patria catalana en aquella época, es mear fuera de tiesto, cuando los condes se peleaban entre ellos para obtener más poder, pero no por la patria catalana, o contra los musulmanes por cuestiones religiosas, ni por la defensa de la patria catalana. En todo caso será por el modelo de patria cristiana convergente o de Unió, ya que Oliva sí que tuvo un papel importante en la fundación de monasterios como el de Montserrat e iglesias y catedrales. Fue abad de los monasterios de Santa Maria de Ripoll y de Sant Miquel de Cuixà. Impulsó estos monasterios y otros como centros de la cultura y de las artes (para los religiosos y los nobles) y grandes centros de religión.

Jaime I, el conquistador:
http://www.edu3.cat/Edu3tv/Fitxa?p_id=23348

dragui-historia-de-catalunya

Mirad que buena persona era el Rey Jaime, no mataba musulmanes, los expulsaba, que es diferente. Un gran guerrero catalán, todos deberíamos seguir su ejemplo.
 “…en aquella época se reunían las Cortes Catalanas, formadas por nobles y caballeros, representantes eclesiásticos y por los ciudadanos. Este sistema, una especie de democracia medieval, se basaba en el establecimiento de un pacto libre entre los soberanos y los súbditos, lo que conllevaba unos derechos y unos deberes para ambas partes”. ¿Una democracia medieval? Eso nunca existió, ni la mayoría del pueblo tenia derecho a elegir  representantes.

La Guerra Civil:
http://www.edu3.cat/Edu3tv/Fitxa?p_id=23961

-Al principio de la Guerra Civil quien comandaba las tropas nacionales no era Francisco Franco como se afirma, sino el General Mola, que murió de accidente de avión cuando volvía de Vitoria.
-¿Camiones con banderas de la CNT-FAI junto con banderas rojas con la hoz y el martillo?
-¿Anarquistas intentando quemar Montserrat ?
-Dice que en Catalunya se movilizaron todos los soldados. Obviando que los primeros en movilizarse fueron las milicias de los partidos políticos y sindicatos y que quien aportó más hombres al frente y dejo más vidas fue la CNT-FAI.
-Se habla de la represión contra curas y la quema de iglesias (cierto que hubo excesos), también se habla del exilio de Carrasco i Formiguera, dirigente de UDC. Pero no se habla de los hechos de mayo del 37, de la represión del PSUC contra el POUM y los anarquistas asesinados en las checas.
-Cuando se discuten dos hombres en un camión, uno de la UGT y uno de la CNT, fíjese en el papel que hace el de la CNT. Lo  muestran como una persona exaltada, que no sabe dialogar y que sólo sabe que decir: ¡fascistas! Aparte que el de la CNT dice que primero hay que ganar la revolución, lo que decía la CNT no era eso, sino que había que ganar la guerra y la revolución, que es diferente.


En fin, ya se sabe que depende de quien gobierne la historia se cuenta de diferente manera. Como los anarquistas no pretendemos gobernar, es difícil difundir nuestro punto de vista dentro de  estamentos de influencia pública, como universidades, departamentos de educación, etc. Aunque la ventaja es que no dependemos ni debemos favores a nadie. Todo nacionalismo, español, catalán o de donde sea, manipula los hechos históricos para exagerar una batalla o resistencia épica o mostrar personajes  con poderes especiales (El Cid o Jaime I)  que sirven para unificar (homogeneizar) a toda la población de un territorio determinado.