Literatura Reseñas

Un ‘Sembrando Flores’ del siglo XXI [Xavier Alcalde]

Binissalem (Mallorca): Calúmnia Edicions. Colección Quisquilliae, nº12, 14×21,5 cm, 121 págs., 2020

Situada en un contexto geográfico conscientemente difuso y algo atemporal, la historia que aquí se relata podría acontecer en cualquier lugar y en (casi) cualquier momento. Sin embargo, parece que el autor se ha basado en la época actual y el Estado borbónico en el que vivimos, camuflado en esta ficción en una república pretendidamente democrática. Quizás piensa Raúl Montilla en un futuro cercano.

Formalmente es una obra muy atractiva, con capítulos cortos de similar extensión, que tienen entidad en sí mismos, pero que adquieren su completo significado en relación con los capítulos precedentes y con los posteriores. Es un texto que se puede leer de un tirón, si bien dan ganas de saborearlo deteniéndose en algunos pasajes y reflexionando acerca de las conexiones de esta historia con la realidad que nos rodea.

El autor explica pedagógicamente en qué consiste (¿o debería consistir?) la resistencia actual, su relación con otros movimientos sociales como el feminismo y su rol necesario en la defensa de los servicios públicos y las políticas sociales. Enfrente están los políticos corruptos, las fuerzas de seguridad que los protegen, los medios de comunicación que criminalizan a los activistas, y la jerarquía de la Iglesia, con toda su hipocresía.

Parte de la historia acontece en el mundo rural. Es difícil no ver aquí un homenaje a referentes populares de la clandestinidad, como bandoleros o maquis, que se integran en la naturaleza como un elemento más del ecosistema. Se palpa entonces un respeto sincero por el medio ambiente, que de alguna manera interpela al lector sobre su propia relación con la montaña, la flora y la fauna que habitan no tan lejos de la ciudad.

El protagonista es un hombre de acción, un Durruti contemporáneo. Versado en los debates teóricos del anarquismo, es capaz de compaginar las grandes ideas relativas a la lucha contra el autoritarismo y por la libertad con las acciones destinadas a mejorar las condiciones de vida de personas concretas. De estos dilemas se desprende un sentido de la ética que recuerda a la generación libertaria de los años 20.

La madre es un personaje fundamental. Se trata de un contrapunto, que representa el universo femenino y que muestra también las dificultades y sinsabores que padece el entorno del activista. Quizás en este punto la construcción del personaje podría haberse beneficiado de la definición de unos rasgos de su personalidad e ideología algo distintos de los de su hijo, aunque ya se sabe que, como a menudo ocurre, de tal astilla, tal palo.

El libro tiene sin duda un contenido militante, pero no por ello deja de lado lo literario, que hace que su lectura sea radicalmente placentera. También su cuidada edición, marca de la casa de Calúmnia, hace que esta obra te entre en primer lugar por los ojos. Luego ya se encarga el autor de que vayan participando cada vez más sentidos, incluyendo el de la responsabilidad, para acabar preguntándose incluso sobre el sentido de la vida.

De existir hoy algo parecido a la Escuela Moderna de Ferrer i Guardia, cabría imaginar a Los cuentos de la resistencia como parte de su material educativo. Algo así como una novela ideal como las que antaño educaron a aquellos alumnos destinados a llevar a cabo una revolución social de gran envergadura. En otras palabras, salvando todas las distancias (que no son pocas), un Sembrando Flores del siglo XXI.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: