Perfil de Jorge Matías en Medium

En uno de los monólogos más hilarantes — se me permitirá esta debilidad — del gran Miguel Gila, el humorista hace un recorrido por las bromas que se gastaban en su pueblo. Cuenta algunas burradas espeluznantes que provocan dolor, humillación y muerte entre sus paisanos, entre ellas la broma que le gastaron al boticario, que tenía la botica de guardia y despachaba por un ventanuco. Le pusieron la receta un poco lejos, y cuando sacó la cabeza para poder leerla, murió al atraparle un cepo de cazar lobos. “Y su mujer se enfadó la tía asquerosa. Como le dijo mi madre, si no sabe aguantar una broma, márchese del pueblo”, dice Gila.

gila.png

Es un monólogo y una exageración, pero creo que encaja perfectamente en cierto carácter español: nuestro pueblo es el mejor, somos los que más beben y menos mean ( esto en concreto se lo aplican cantando todos los pueblos que en España son como si fuera algo de lo que enorgullecerse o un rasgo único y destacable ), si no bebes eres un maricón, si no sales hasta las ocho de la mañana también, y si no sabes aguantar una broma, vete del pueblo, amargao.

Miguel Gila soltaba sus monólogos ante un público que había acudido a verle, y sus monólogos no increpaban al público. Nadie le habría dado nunca un bofetón por ejercer su oficio. Pero parece que, en cierta medida, el humor ha abierto la puerta a la puesta en práctica de las bromas del pueblo de Gila, no solo como mero rasgo cultural detestable. Pero lo cierto es que insultar a alguien por la calle y grabar con una cámara oculta su reacción, no es comedia, salvo para los que le pusieron el cepo de cazar lobos al boticario. La comprensible reacción de un trabajador al ser insultado por un youtuber en plena calle, el famoso y sonoro bofetón, ha despertado las iras de unos y las reacciones del pueblo de Gila de otros, también llenas de ira. Probablemente, si la cosa llega al juzgado, el trabajador se va a comer un marrón, o un marroncillo, por el hecho de que un niñato quisiera sacar dinero de su reacción al ser humillado en medio de la calle, pues de eso se trata y no otra cosa y es a esto a lo que se dedica el al parecer famoso youtuber.

Ayer leí un tuit sobre la agresión en el que se decía que en democracia la violencia no es la respuesta. Pensé que hemos perdido el rumbo. Hemos convertido la democracia en una caricatura que convierte a un trabajador ofendido en un etarra, al acosador en héroe y mártir, y a los bofetones callejeros previa provocación, en la antesala del totalitarismo. Nos hemos vuelto locos, hemos traído a los bromistas del pueblo y al acosador del colegio a las redes sociales a ser aplaudidos y venerados, y encima les estamos haciendo ganar dinero.

Fui un niño acosado en EGB. Durante algunos años, mi vida en el colegio fue parecida a un infierno. Iba con la cabeza gacha a todas partes procurando no mirar nunca a los ojos de nadie, no fuera a ser. Recuerdo que un día, uno de mis acosadores estaba siendo especialmente molesto, y como aquello que decía Albert Camus al principio de El hombre rebelde, la ofensa por la que se rebela el esclavo no tiene que ser necesariamente la mayor ofensa que ha sufrido por parte del opresor, pero sí la gota que colma. Me di la vuelta y le solté un bofetón. El chico se despanzurró en la silla hacia atrás y se quedó allí un rato. Y nunca volvió a molestarme. Lo único que lamento es que fuera imposible soltarle un bofetón a la legión de acosadores que tenía a mi alrededor. Pero me quité a ese de encima para siempre.

No digo que lo que ha hecho el trabajador no sea un delito. Lo que digo es que lo legal no siempre es lo correcto, que la mujer del boticario del pueblo de Gila tenía razón, y que si el trabajador hubiera sido humillado sin ofrecer respuesta, no estaríamos hablando de esto.

Publicado originalmente en Medium.

Escrito por Redacción y Colaboraciones

Artículo firmado como Redacción, resultado de una colaboración puntual recibida o copiado de otro blog (citando procedencia).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s