Democracia Estado del Bienestar Lucha de clases Políticas Sociales

Políticas sociales hasta la II Guerra Mundial

Artículo sobre el nacimiento y evolución de las Políticas Sociales hasta la II Guerra MUndial.

España

Pese a diferentes legislaciones en el último tercio del siglo XIX que se podrían encuadrar en el marco de las políticas sociales, como podría ser la relativa a la abolición de la esclavitud entre 1870 y 1880, la conocida como Comisión de Reformas Sociales de diciembre de 1883 es señalada como el inicio simbólico de la era de ese tipo de políticas en España.

Inspirada por otras medidas similares que se desarrollaban en en el continente, era una muestra que, para una parte de la clase política, la cuestión social debía de ser un asunto tratado más allá de la caridad y la represión.

Pese a la no participación formal de organizaciones anarquistas en la comisión, o corriente revolucionaria mayoritaria en España, otros sectores del obrerismo sí que participaron, tanto vinculados con las ideas republicanas, como con el sindicalismo reformista y, lo que resultó especialmente interesante, con la presencia del líder del PSOE, Pablo Iglesias, así como otros militantes destacados.

La participación del PSOE fue importante para dar fama a dicha organización, dejando al gobierno unas interesantes advertencias de la mano de Jaime Vera López, de la Agrupación Socialista Madrileña, que definieron muy bien el rol y aspiraciones que quería tener ese partido obrero por entonces: “Queréis de buena fe favorecer a la clase trabajadora? Reconocedle los derechos políticos; permitidle la libre emisión de sus ideas, la asociación en defensa de sus intereses, la libre acción política. (…) Nosotros, que sabemos que toda revolución va precedida de una evolución más o menos rápida, pero siempre larga (…) Quedaremos citados para la batalla final. Entre tanto, viviremos dentro de la legalidad, limitada sólo por la necesidad del orden público; lucharemos pacíficamente en la prensa, en los comicios, en las asambleas. Compararemos pacíficamente intereses con intereses, doctrina con doctrina. (…) Queremos sólo libertad. (…) y habréis hecho por la muchedumbre proletaria lo que no podemos esperar de vuestra protección económica” [COMISIÓN DE REFORMAS SOCIALES, La clase obrera española a finales del siglo XIX. Madrid. Zero, 1970, p.201.].

Más allá de esta u otras intervenciones, desde dicha comisión se dibujó un escenario muy duro de la clase obrera en las diferentes zonas de España. El obrero, pese a estar empleado, ganaba menos de lo necesario para cubrir sus necesidades vitales más básicas. La mujer, en ese medio laboral, era vista como un elemento hostil por gran parte de los sectores masculinos obreros, al tiempo que percibían peores salarios.

Un capítulo a parte mereció el trabajo infantil, un sector en donde ya existía legislación específica, pero que nadie hacía cumplir y pocos empresarios cumplían, como la necesidad de construir escuelas si los nios tenían que caminar largas distancias entre su casa y el centro laboral. Los niños en España podían empezar a trabajar a la edad de 6 años, mientras que ganaban salarios inferiores al resto de la clase obrera. Sus jornadas, sin embargo, en algunos centros se podía alargar hasta las 14 horas, siendo entre 10 y 12 lo más común.

Los accidentes de trabajo, así como la insalubridad y falta de higiene básica en los centros de trabajo, también quedaron reflejados en las páginas de dicho informe, el cual fue publicado por instancias del mismo gobierno en 1885.

Pese a la no participación formal del anarquismo, sí que existió una intervención breve de un tal “Cordobés”, el cual aportó un punto de vista que, si lo miramos hoy en día desde una perspectiva más antropológica, seguramente era la manifestación visible del desencanto en la política de una parte muy amplia de las clases populares: “En el régimen absolutista, con todos sus crímenes, en plena monarquía absoluta, los trabajadores eran partidarios del Rey algunas veces, y, sin embargo, el Rey los zurraba. Se estableció el sistema constitucional, y los trabajadores fueron constitucionales, a pesar de que del año 12 al 23 los trabajadores han sido los que han sufrido las consecuencias de los cambios políticos, experimentando iguales resultados: otra nueva forma de gobierno, y otro desengaño. Y así en cada época han venido sucediéndose unos a otros los partidos políticos, y la clase obrera sufriendo nuevos desengaños; porque no es solamente que no han venido las reformas, sino que se empeoraba su condición, como hoy sucede”.

1954.10.09-El-jefe-del-Estado-general-Francisco-Franco-corta-la-cinta-de-inauguración-del-puerto-de-Contreras-FOTO-EFE-1834x1280.jpg

En síntesis, a partir de la instauración de dicha comisión se inició en España el periodo moderno de las políticas sociales. Equiparable a otros estados europeos, en el año 1900, se creó el primer seguro social con la Ley de Accidentes de Trabajo, uno de los temas que apareció asiduamente en los resultados de dicha comisión, mientras que en el año 1908 se creó el llamado Instituto Nacional de Previsión, en donde se integraron los diferentes seguros sociales que existieron. Según el portal de la misma Seguridad Social española, en los siguientes años aparecieron, entre otros, los seguros de: Retiro Obrero (1919), el Seguro Obligatorio de Maternidad (1923), Seguro de Paro Forzoso (1931),  Seguro de Enfermedad (1942),Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez (SOVI) (1947)”. Aunque la escueta nota del portal dependiente del Ministerio de Empleo y Seguridad Social no contextualice demasiado, de la primera se puede afirmar que se produce en un momento de fuerte conflictividad social en España, de la segunda que hasta 1929 no se reguló y que se planteó para ser ejecutada a partir de 1931, mientras que el del paro forzoso se debe de enmarcar en los años de la II República, ya que fue una de las primeras medidas qué tomó, a instancias del INP, mientras que tanto el Seguro de enfermedad como el Seguro de Vejez e Invalidez se enmarcan en el contexto de las políticas sociales bajo regímenes fascistas y alejadas del keynesianismo en expansión por entonces.

De modo similar, la ley de 1963 sobre las bases de la Seguridad Social, que pretendía por el nombre equipararse a los estándares europeos, como se reconoce en la misma página del ministerio antes mencionada, “lo cierto es que aún pervivían antiguos sistemas de cotización alejados de los salarios reales de trabajadores, ausencia de revalorizaciones periódicas y la tendencia a la unidad no se plasmó al pervivir multitud de organismos superpuestos“.

La verdadera Seguridad Social llegó a España tras los llamados Pactos de la Moncloa. En donde, por ejemplo, una parte del sindicalismo y partidos de clase aceptaron el diálogo social y progresivamente el discurso liberal, en lugar de los viejos parámetros de la lucha de clases, pero que a cambio obtenían, por decirlo de manera directa, gran parte de compromisos acordes con los estándares de bienestar europeos, es decir, pactos en educación encaminados en hacerla un derecho universal, establecer un verdadero sistema de seguridad social, pensiones, políticas de acceso a la vivienda, etc. Con el paso de los años, y visto en perspectiva, es evidente que hace tiempo que los pactos se han roto.

Más información:

ESPUELAS BARROSO. Sergio. La creación del seguro de desempleo en la II República. Un análisis de su impacto y de por qué fue voluntario.

OTERO NAVAS, Ana. La maternidad en la evolución de la Seguridad Social a lo largo del siglo XX.

RAPOPORT, Mario. Historia Económica, Política y Social de la Argentina (1880-2000).

SÁNCHEZ AGESTA, Luis. Orígenes de la Política Social en España

Suárez Cortina, Manuel. El gorro frigio. Liberalismo, democracia y republicanismo en la Restauración. Capítulo V. Biblioteca Nueva. Madrid, 2001.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.