Historia de España Lucha de clases Marxismo Obrerismos Violencia política

EL PSOE A PRINCIPIOS DE 1934: ¿UN PARTIDO REVOLUCIONARIO?

El socialismo austríaco había creído que las reformas sociales fundamentales eran posibles dentro del sistema democrático y, de hecho, en Viena hasta 1933 se habían construido 64.000 viviendas municipales que incluían lavanderías, baños, guarderías, bibliotecas, salas de juegos. piscinas, almacenes, cooperativas y clínicas. Se buscaba crear el hombre nuevo a través de la cultura y solo se planteaba el recurso a la violencia con carácter defensivo en caso de que la contrarrevolución burguesa consiguiera destruir el sistema democrático. Así lo establecía el Programa de Linz de 192621. Obviamente, los sucesos de febrero de 1934 minaron la fe en las posibilidades de que los socialistas pudieran cambiar el sistema por la vía legal.

Mientras tanto, en España, la presión externa en favor de la Alianza Obrera sube un peldaño cuando encuentra valedores dentro del movimiento libertario, el principal de los cuales fue Orobón Fernández quien en un artículo publicado aquel mismo mes de febrero apelaba a la unidad la clase trabajadora y alertaba de la amenaza fascista.

Valeriano Orobon_Anarcosindicalismo y revolucion en Europa 01.jpg

“La realidad del peligro fascista en España ha planteado seriamente el problema de unificar al proletariado revolucionario para una acción de alcance más radical que el meramente defensivo. Reducidas las salidas políticas posibles de la presente situación a los términos únicos y antitéticos de fascismo o revolución social,es lógico que la clase obrera ponga empeño en ganar esta partida (…) La disyuntiva es clara: hay que ser yunque o martillo; o aplastamos implacablemente al fascismo o éste nos aplastará sin contemplaciones de ningún género (…) La unidad obrera es hacedora en noventa por ciento con que solo la quieran la CNT y la UGT”

Y lanzaba un envite a Largo Caballero.

“Si Largo Caballero quiere hacernos creer en la sinceridad de sus manifestaciones revolucionarias, a lo cual estamos bien dispuestos, es preciso que imponga una consecuencia decidida con ellas a los diputados socialistas. Conocemos muy bien los manejos de los Trifones, Besteiros y Saborits contra la unión obrera y la revolución”22

En cualquier caso, ¿puede afirmarse que el partido de Iglesias planteaba en ese momento, a principios de 1934, una alternativa revolucionaria a la República? David Ruiz lo niega rotundamente y sostiene que la retórica de sus dirigentes tenía como objetivo alertar al presidente de la República, Niceto Alcalá-Zamora, sobre la peligrosidad de la estrategia de Gil-Robles. Otros historiadores, -o pseudohistoriadores en algún caso-, como José María García de Tuñón Aza, César Vidal, Marta Bizcarrondo o Pío Moa sostienen.en cambio, que no existía ningún peligro de involución comparable al de Alemania en 1933 o Austria en febrero de 1934. Según ellos, los planes revolucionarios venían de mucho antes y el supuesto peligro que suponía la CEDA no era más que una coartada del partido de Largo Caballero para asaltar el poder. Marta Bizcarrondo en un artículo publicado en 1984 consideraba que la frustración del PSOE derivada de la experiencia de la colaboración gubernamental en el primer bienio republicano, amén de la influencia del modelo soviético y del ascenso de los fascismos en Europa, eran los factores que condujeron al partido de Iglesias a la vía revolucionaria23

Para Julio Aróstegui, enero del 1934 fue el momento decisivo en el que las decisiones estratégicas derivadas del resultado de las elecciones de noviembre de 1934 dieron un considerable vuelco. Entre los días 11 de enero,fecha de la nueva reunión conjunta de las ejecutivas de partido y sindicato, y el 27 del mismo mes, en que se produjo la dimisión en bloque de la ejecutiva de la UGT presidida por Besteiro, los acontecimientos se precipitaron y su resultado final fue el triunfo, ya definitivo, de las posiciones que habían propugnado la preparación y la realización de un “movimiento revolucionario”. La elaboración de un programa que fijase los objetivos de un movimiento revolucionario fue, a partir de aquel momento, el punto esencial de los esfuerzos del socialismo. Y ese programa, paradójicamente, lo redactó Indalecio Prieto. Lo extraordinario de él es la proposición de unas medidas que nunca habían llegado tan lejos en el pensamiento transformador socialista.24

5 comentarios

  1. ¡Vamos!, que el PSOE organizó un golpe de estado preventivo para que el gobierno legítimo de la República no llevara a esta a un régimen fascista. ¿Qué diferencia hay con el alzamiento del 36? En mi opinión, pocas. La justificación que daban los sublevados era similar. Evitar que el gobierno legítimo de la república llevara a esta a una dictadura del proletariado.
    Resumiendo: el PSOE se comporta en el 34, como después los sublevados en el 36, pero con algunas salvedades:
    1. Que mientras el PSOE desencadenó la insurrección con la excusa de que tres cedistas entraran en el gobierno (¡menudo delito!), los sublevados del 36 lo hicieron con el argumento de que miembros del PSOE y fuerzas de seguridad de la República asesinaran a un diputado líder de la oposición.
    2. Que a juzgar por los resultados, el PSOE se sublevó con mucho menos apoyo social que con lo que lo hicieron los del 36.
    3. Que a diferencia del resto de fuerzas políticas actuales (excepto Esquerra Republicana de Cataluña), que se desligan de los actores de la Guerra Civil renunciando a sus siglas y condenando los hechos, el PSOE, ni ha renunciado a sus siglas, ni ha pedido perdón por su insurrección frente a la República.

    Me gusta

    1. La diferencia es que había el precedente austríaco y, anteriormente, la llegada de Hitler al poder.Sin justtificar nada, creo que sí que hay diferencias e importantes entre las dos situaciones históricas.En 1936, el PCE era minúsculo y en España no había ni siquiera embajada soviética.No exisistía ningún peligro bolchevique y el gobierno estaba en manos de los republicanos burgueses.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: