Anarquismo Biografías Historia Social Reseñas

Apuntes sobre «En el alba del anarquismo. Anselmo Lorenzo 1914-2014» [2017]

Rafael Villena Espinosa. “La Trayectoria de un líder”

Con un texto realizado por Rafael Villena, profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha, se abre este libro. El mismos es deudor de otro escrito anterior suyo editado en 2009. En cualquier caso, es una buena opción como apertura del libro, puesto que nos ofrece una biografía del personaje que profundiza lo necesario para poder entender la relevancia de Lorenzo en la historia del anarquismo, pero tampoco demasiado, lo que permite que, tras este capítulo introductorio, podamos adentrarnos en etapas y cuestiones más concretas de la vida de Lorenzo.

Villena describe los primeros años de Lorenzo de manera clara y concisa. Sobre puntos concretos de su vida, como fue su expulsión de la FRE, sostiene que fue un “oscuro proceso, detrás del que estuvieron sus antiguos compañeros aliancistas, Farga Pellicer, Francisco Tomás o Antoni Pellicer” (p.21), siendo comprensible en un contexto en que “su expulsión formaba parte de la reorganización del movimiento obrero” (p.21).

Otro tema para el debate que aporta Villena es el relacionar a Lorenzo, a partir de 1888, en exclusiva al sindicalismo revolucionario de los Pactos de Unión y Solidaridad. Bajo mi criterio, Lorenzo sí que formó parte de la OARE, o cuanto menos no fue opositor, ya que su ambiente político, relacionado con La Academia y El Productor/Grupo Benevento, fue militante indistintamente de ambas organizaciones.

En este sentido, es comprensible la visión de Villena, ya que sobre la OARE aún existe bastante desconocimiento, pero si miramos entre las páginas de La Conquista del Pan, editado en Barcelona en 1893, en unos momentos que la OARE de existir no pasaba por sus mejores momentos, nos ofrece una perspectiva interesante de dicha iniciativa, o de lo que quedaba de ella. En el enlace anterior está una digitalización de dicha publicación que hice en su momento en el IISH de Amsterdam, y que puede resultar de utilidad para cualquier interesado/a en el tema.

Si observamos entre la nómina de colaboradores de La Conquista del Pan, encontramos diferentes grupos que realizan aportaciones económicas, nombres e iniciales de posibles anarquistas conocidos de dicho entorno, contactos estatales e internacionales, etc. Con todo ello podemos trazar un esbozo de la red alrededor de dicho periódico, la cual, por el nombre de los grupos que aparecen y colaboran, serían parte de la OARE. Incluso si leemos entre su contenido, veremos artículos que perfectamente podrían aparecer en El Productor o en 1895 en Ciencia Social.

Desconozco si Lorenzo escribió o no en dicha publicación, pero fue impulsada por el grupo Benevento, el grupo Ling, seguramente este último de Palafrugell y otros grupos, uno de ellos de Mataró. Entre los nombres reconocibles, nos encontramos a amigos de Lorenzo como Jaume Torrens Ros, Juan Abayá, o iniciales más que sospechosas como FTM (Fernando Tarrida del Mármol) o J.LL (Josep Llunas). De igual modo, tenían relación postal con Francisco Ruiz de La Anarquía de Madrid, el periódico coruñés El Corsario, el grupo Berkman de Algeciras, posiblemente con Vicente García desde Tafalla, entre un largo etcétera de nombres, que nos dibujan un mapa interesante de relaciones de dicha publicación, y en el cual está el entorno en el cual se manejaba Lorenzo, que representaba el sentir de dichas tendencias antiadjetivistas que abrazaron finalmente el anarcocomunismo. La OARE fue más malatestiana que partidaria del ilegalismo, y manifestaciones como el Certamen Socialista de 1889 o publicaciones como El Productor o La Conquista del Pan, son muestra de esta evolución.

Otra crítica al texto de Villena es su unidireccionalidad en la selección de fuentes. La vieja visión de Álvarez Junco sobre Lorenzo, la cual le deja en un muy buen lugar, presentándolo como una persona querida y respetada, pesa aún mucho. Una visión heredada igualmente por el legado de la familia Montseny, el mismo Lorenzo con sus memorias o en las visiones que sobre España ofreció Nettlau, todas ellas fuentes imprescindibles, y necesarias, pero insuficientes para comprender el pasado libertario de una forma más realista y compleja. No es que Lorenzo no fuese un personaje muy querido y respetado, un aspecto incuestionable, pero también es cierto que como todo activista destacado, fue blanco de críticas, y siempre pesó sobre él la sombra de la duda por su relación con la manipulación de escrutinios en los últimos tiempos de la FRE.

003_gr.jpg

Las críticas a Lorenzo son recurrentes en la consulta de fuentes primarias. Una de las que más recuerdo data del año 1893, concretamente en el periódico La Controversia, de València, cuando se se calificaba a la obra de Anselmo Lorenzo, “Justo Vives”, como poco menos que un trabajo infumable. Lo que denota cierta animadversión en parte del anarquismo hacia la figura de Lorenzo.

LaControversiaValencian4fecha19081893p4.png
Detalle de La Controversia del 18 de agosto de 1893, página 4, en donde se analizan novedades editoriales recibidas. La obra de Lorenzo no recibió las mismas buenas palabras que las de Juan Montseny y Soledad Gustavo.

De hecho, el mismo Francisco Tomás y otros destacados impulsores de la FTRE acusarán al entorno de Lorenzo de destruir la FTRE, en pos de la OARE y los Pactos de Unión y Solidaridad, empeñándose el sindicalista balear, y durante un cierto tiempo junto a Ricardo Mella, a seguir manteniendo una FTRE en oposición a los proyectos que propiciaban Lorenzo, Esteve, Tarrida del Mármol, Antoni Pellicer, etc.

Pese a estas críticas, que deben de ser consideradas como aportaciones a un debate historiográfico, el texto de Villena repasa brillantemente la personalidad polifacética de Lorenzo, tanto como activista, como propagandista o incluso su rol avanzado en el terreno más familiar, seleccionando fuentes que, bajo mi punto de vista, nos hacen ver lo diferente que resultaba ser el concepto de familia y  amor durante aquellas décadas finiseculares, en un contexto de una clase obrera que vivía en la más absoluta de las penurias.

Ejemplo de ello es el recuerdo de Lorenzo con su relación con Francisca Concha, quien fue su compañera sentimental: “No podía [Francisca Concha, al enviudar de José Miranda] quedarse en Barcelona, donde no tenía familia ni medios de vida, ni podía ir a Madrid o a su pueblo en la provincia de Guadalajara […] En nombre de la amistad y compañerismo que me había unido al difunto, y como un deber de gratitud por los beneficios que de él y ella mismo había recibido, ofrecí a aquella buena mujer los recursos necesarios para su vida, que ganaba yo de mi trabajo” (p.23). Lorenzo con esta decisión, de igual modo que hizo Octave Jahn con Salud Borrás, cumplía con lo que se consideraba un acto militante y de solidaridad, ya que en aquella época, en la Barcelona industrial de finales del siglo XIX, una viuda sin arraigo y con descendencia a su cargo, como era el caso de Francisca Concha, lo tenía muy difícil para su supervivencia, siendo a menudo la prostitución una de las pocas salidas a la miseria absoluta. Con lo años Lorenzo y Concha se enamorarán, tendrán hijos y conocerán a sus nietos. Una historia de amor, pero muy diferente a los cánones actuales.

También resulta muy destacable en el capítulo de Villena su descripción de la actividad de Lorenzo en la Escuela Moderna, así como una visión precisa de sus últimos años, en los cuales vivía recluido en su casa, viejo y enfermo de los pulmones, hasta sobrevenir su muerte el 30 de noviembre de 1914.

1 comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: